Distribuir contenido

Inmatriculaciones de la iglesia

Un paso más por la Mezquita

Fecha: 
17 Mayo 2014

La Plataforma Mezquita Catedral Patrimonio de Todos ha pedido al Parlamento andaluz que recurra al Constitucional la modificación de la ley hipotecaria que permite a los obispos inmatricular inmuebles en el Registro de la Propiedad sin necesidad de llevar a cabo los trámites que se exigen al resto de ciudadanos, organizaciones o empresas y que es el origen de que el obispado de Córdoba haya podido inscribir a su nombre la Mezquita. La Plataforma Mezquita pretende llegar a  Estrasburgo si es preciso.     Leer la noticia en prensa.

Inmatriculada la Mezquita de Córdoba

Fecha: 
1 Marzo 2012

El periodista Escolar publica en su blog la siguiente noticia, que ha titulado “Compre la Mezquita de Córdoba por 30€”

 La Mezquita de Córdoba fue construida entre los años 780 y 785 por Abderramán I. Doce siglos después, el 2 de marzo de 2006, la Iglesia Católica inscribió el inmueble a su nombre en el registro de la propiedad número cuatro de Córdoba (tomo 2381, libro 155, folio 198). El trámite costó apenas 30 euros. Tal robo fue posible por dos milagros. El primero, que José María Aznar cambió la ley hipotecaria en 1998 para permitir a la Iglesia apropiarse de edificios de dominio público, aunque sean patrimonio de todos los españoles: basta con que el señor obispo dé fe y certifique que pertenecen a la Iglesia, sin necesidad de notario. El segundo milagro, que disponer de un edificio de 23.400 metros en pleno centro de Córdoba le sale gratis a la Iglesia: no paga el IBI y tampoco se ocupa de los gastos de conservación.

El periodista Escolar publica en su blog la siguiente noticia, que ha titulado “Compre la Mezquita de Córdoba por 30€”

La iglesia inscribe como propios miles de inmuebles del patrimonio de los pueblos de España

Fecha: 
11 Julio 2011

La Plataforma para la Defensa del Patrimonio Navarro viene denunciando sistemáticamente desde hace años la apropiación que del patrimonio de distintos municipios hace la iglesia católica. Su trabajo se ve reflejado en el artículo que publica El País.

La Iglesia española viene durante años poniendo a su nombre casas rectorales, viñedos, olivares, atrios, solares, pisos que pertenecían a los pueblos o que, en todo caso, nunca se registraron. Y lo ha hecho calladamente, sin que nadie percibiera esta suerte de voracidad inmobiliaria amparada por los artículos 206 y 304 de la Ley y el Reglamento Hipotecario. Los obispos pueden emitir certificaciones de dominio como si fueran funcionarios públicos. Este privilegio se agrandó en 1998, cuando el Gobierno de entonces suprimió el artículo 5 del reglamento citado, que impedía la misma práctica sobre edificios de culto, iglesias, catedrales o ermitas.

La iglesia inscribe como propios miles de inmuebles

El País, 11/07/2011