Distribuir contenido

Vía crucis el 8 de marzo

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
5 Marzo 2014

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es el día escogido por el arzobispado para organizar un vía crucis por las calles de Toledo.

Para celebrar y conmemorar esta fecha de reivindicación tan importante para las mujeres y para la sociedad en su conjunto se han organizado diversos actos, consensuados entre distintos sectores, instituciones y organizaciones. Así, por ejemplo, los sindicatos de clase, CCOO y UGT, han convocado una concentración el viernes 7 de marzo en Zocodover para hacer valer el lema “Con nuestros derechos no se juega”. El ayuntamiento y el consejo local de la mujer han organizado una carrera popular el mismo 8 de marzo para correr todos y todas por la igualdad. La carrera se celebrará en torno a la Reconquista.

Pero el arzobispado se ha reservado las calles de la ciudad histórica para organizar un vía crucis, precisamente el Día Internacional de la Mujer.

No hay otro día en todo el año. Ni siquiera se les habrá ocurrido pensar en que respetar las fechas civiles relevantes para la ciudadanía…o si, teniendo en cuenta el papel secundario que la iglesia concede a las mujeres.

Es una falta de respeto hacia la ciudadanía en general y hacia las mujeres en particular ocupar las calles en un día tan señalado, que reivindica la igualdad entre hombres y mujeres, concepto que la iglesia no puede entender porque no lo practica.

No es de esperar que la iglesia respete nada que no sean sus propios dogmas y sus arcaicas costumbres. Pero si sería esperable, es más, sería exigible, que nuestras autoridades hicieran un poco de pedagogía y les hicieran ver lo poco oportuno de su convocatoria. Y a la ciudadanía, lo importante que es el Día Internacional de la Mujer; tan importante que ocupa toda la agenda.

Mucho nos tememos que no será así.

Para celebrar y conmemorar esta fecha de reivindicación tan importante para las mujeres y para la sociedad en su conjunto se han organizado diversos actos, consensuados entre distintos sectores, instituciones y organizaciones. Así, por ejemplo, los sindicatos de clase, CCOO y UGT, han convocado una concentración el viernes 7 de marzo en Zocodover para hacer valer el lema “Con nuestros derechos no se juega”. El ayuntamiento y el consejo local de la mujer han organizado una carrera popular el mismo 8 de marzo para correr todos y todas por la igualdad. La carrera se celebrará en torno a la Reconquista.

Pero el arzobispado se ha reservado las calles de la ciudad histórica para organizar un vía crucis, precisamente el Día Internacional de la Mujer.

No hay otro día en todo el año. Ni siquiera se les habrá ocurrido pensar en que respetar las fechas civiles relevantes para la ciudadanía…o si, teniendo en cuenta el papel secundario que la iglesia concede a las mujeres.

Es una falta de respeto hacia la ciudadanía en general y hacia las mujeres en particular ocupar las calles en un día tan señalado, que reivindica la igualdad entre hombres y mujeres, concepto que la iglesia no puede entender porque no lo practica.

No es de esperar que la iglesia respete nada que no sean sus propios dogmas y sus arcaicas costumbres. Pero si sería esperable, es más, sería exigible, que nuestras autoridades hicieran un poco de pedagogía y les hicieran ver lo poco oportuno de su convocatoria. Y a la ciudadanía, lo importante que es el Día Internacional de la Mujer; tan importante que ocupa toda la agenda.

Mucho nos tememos que no será así.