Distribuir contenido

Un ejemplo más de la aplicación de la sharia

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
17 Julio 2013

Un niño de 14 años, vendedor callejero de café, encontró su sentencia de muerte al hacer una broma en la que mencionaba al "mismísimo Profeta".

El asesinato de un niño acusado de blasfemia ha llegado a simbolizar las preocupaciones sobre el poder de los islamistas radicales en el levantamiento armado de Siria. Ver la noticia en BBC Mundo