Distribuir contenido

Un domingo muy religioso

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
22 Julio 2013

Entre todas las noticias que ilustran lo poco que se ha avanzado en el terreno de la laicidad como marco de convivencia, destaca una muy positiva: el compromiso de denuncia de los acuerdos con el Vaticano por parte de los socialistas. Leer el artículo 

Un domingo muy religioso

Una ojeada al periódico del domingo nos da una idea de la irracional relación que aún existe entre la religión y la conducta humana. Son numerosas las noticias en las que el factor religioso mediatiza el comportamiento social de personas y de instituciones.

Los calvinistas holandeses sufren una epidemia  de sarampión por su negativa a vacunar a sus niños, ya que entienden que se debe seguir y aceptar el “plan de Dios”. Una mujer noruega denunció en Dubai que la habían violado y ha sido condenada a 16 meses de cárcel por mantener relaciones extramatrimoniales. Los Hermanos Musulmanes, que desde 1928 defienden una vida guiada estrictamente por el Corán, protagonizan las protestas en Egipto contra el derrocamiento de su líder, Morsi, que ganó las elecciones hace algo más de un año.

Un periódico de la categoría del País le dedica periódicamente, nunca mejor dicho, una o dos páginas completas a las supuestas “reformas” del papa Francisco, como si de verdad no fueran más que otro capítulo de luchas intestinas dentro del Vaticano como llevan siéndolo los últimos dos mil años.

Felipe de Bélgica accede al trono tras la abdicación de su padre, Alberto II. La ceremonia, por supuesto, ha comenzado con el Tedeum en la catedral de Bruselas, aunque el resto de las ceremonias  se han desarrollado en el Palacio Real y en el Parlamento en presencia de los miembros del Gobierno, los presidentes de los partidos políticos y los representantes de la judicatura.

Pero entre todas estas noticias que ilustran lo poco que se ha avanzado en el terreno de la laicidad como marco de convivencia, destaca una muy positiva: el compromiso de denuncia de los acuerdos con el Vaticano por parte de los socialistas. En concreto, en la entrevista con Alfredo Pérez Rubalcaba que publica El País, el líder socialista ha expresado que “si la ley Wert se aprueba como está en lo que se refiere a la religión, al dia siguiente pediremos formalmente en el Congreso la revisión de los acuerdos para que nunca más la iglesia imponga su moral al conjunto de los españoles”.

Como no puede ser de otra manera, valoramos enormemente este compromiso. Es lo que a muchos nos gustaría oír y, sobre todo, querríamos que se hiciera realidad de una vez.

El compromiso del líder socialista abre una esperanza. Hasta los que somos más escépticos, necesitamos de vez en cuando oír que se propondrá la revisión de los acuerdos con el Vaticano. El Partido Socialista debe responder a una base social y electoral determinada que no puede conformarse con oír la propuesta, sino que luego ha de reclamar su cumplimiento. El compromiso de revisión de los acuerdos nace ya condicionado y es difícil de creer pero todos queremos que se revisen y lo irracional de la conducta humana nos hace tener esperanzas en que la revisión de los acuerdos con el Vaticano llegará tarde o temprano.

Ojala que, una vez revisados, lleguemos al acuerdo de que cada uno siga su camino y amén.

Alternativa Laica