Distribuir contenido

No jura el alcalde, jura una concejal

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
8 Diciembre 2011


Un año mas, el Ayuntamiento de Toledo renueva el juramento de la inmaculada “en voz y voto de todos los vecinos de Toledo”.

Como ya viene siendo habitual, el Alcalde declina su participación en este acto. El “honor” ha recaído esta vez en la concejala Saavedra. La acompañaba un nutrido grupo de concejales del PP que parecían querer participar también en este anacronismo sin igual.

Por otra parte, el alcalde asistía al día siguiente en la Academia de Infantería a una ceremonia militar de homenaje religioso.  

 

 

Este año ha sido la concejal Ana Saavedra la que ha recitado el juramento del siglo XVII, cuando la Inquisición estaba en pleno auge y peligraba la vida y la hacienda de cualquiera que no fuese un fundamentalista católico. En el siglo XXI, en un país democrático cuya Constitución establece que ninguna confesión tendrá carácter estatal, un ayuntamiento sigue comprometiéndose a defender un dogma religioso. Estaban presentes algunos concejales del grupo municipal del PP.

Al día siguiente, el Alcalde, que lleva ya varios años quitándose de en medio de este anacrónico acto, se encontraba en la academia de infantería, donde se desarrollaba una ceremonia de homenaje a la inmaculada, patrona de la Infantería, una institución del Estado democrático en el que vivimos. Tampoco el Ejército parece haberse dado cuenta de que estamos en el siglo XXI y que su función constitucional es la defensa del país, no la de advocaciones religiosas.