Distribuir contenido

Juramento del dogma de la Inmaculada por el Ayuntamiento de Toledo

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
5 Diciembre 2007

Alternativa Laica requiere al Ayuntamiento de Toledo para que no renueve el voto de defensa del dogma de la inmaculada concepción de la virgen Maria en atención al principio de aconfesionalidad del Estado que la Corporación vulnera al supeditar el poder civil al poder eclesiástico y anuncia el estudio de posibles acciones legales.

Fiel a los principios que inspiraron, hace menos de un año, su constitución, la Asociación Alternativa Laica ha requerido de manera fehaciente al Ayuntamiento de Toledo para que se abstenga de renovar el juramento de defensa del dogma de la inmaculada concepción de la virgen María que, en nombre de todos los vecinos de la ciudad, hicieron su Alcalde y Concejales en tiempos de la Inquisición.

Considera Alternativa Laica que un Ayuntamiento constitucional no puede jurar fidelidad a ningún postulado religioso sin vulnerar el principio de aconfesionalidad del Estado.

Dicho principio implica que son los individuos y los grupos en que éstos se integran voluntariamente los que pueden albergar, sostener y proclamar libremente sus creencias. Las Administraciones, en cambio, no disponen de esta libertad. Los ciudadanos no estamos sujetos a sus dictados por libre elección sino por circunstancias que forman parte de nuestro estado civil, como

la vecindad y la nacionalidad. Por eso, ninguna Administración constitucional puede proclamarse católica ni adscribirse a ninguna otra confesión.

Alternativa Laica respeta profundamente todas las creencias individuales y, precisamente por ello, entiende que el Ayuntamiento no puede comprometerse como institución, ni poner sus símbolos al servicio de un dogma religioso. Por ello, ha intimado por escrito a su Alcalde para que actúe de acuerdo con la legalidad, como es su deber, por muy mayoritaria que pueda resultar la aceptación social del rito en el que, año tras año, la Corporación viene escenificando la supeditación del poder civil local al poder eclesial. De no hacerlo así, Alternativa Laica estudiará el planteamiento de las acciones legales correspondientes, para que el poder judicial recuerde al ejecutivo local cuál es su verdadero lugar dentro del marco constitucional.