Distribuir contenido

El Gobierno de España responde a Alternativa Laica

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
8 Julio 2008

La contestación del Gobierno de España tras el ejercicio del derecho de petición planteado por Alternativa Laica ante el Presidente, en relación con la presencia de símbolos religiosos en la toma de posesión de los ministros elude una respuesta fundamentada y contrasta con las resoluciones aprobadas en el 37º Congreso del PSOE.

La contestación del Gobierno de España tras el ejercicio del derecho de petición ejercido por Alternativa Laica ante el Presidente, en relación con la presencia de símbolos religiosos en la toma de posesión de los ministros elude una respuesta fundamentada y contrasta con las resoluciones aprobadas en el 37º Congreso del PSOE.

El día 25 del pasado mes de abril, la Asociación Alternativa Laica ejerció el derecho de petición ante el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, solicitándole que en los actos de toma de posesión de los miembros del Gobierno no se exhiban símbolos de ninguna confesión religiosa.

Con arreglo a la Ley Orgánica Reguladora del Derecho de Petición, el Presidente estaba obligado a contestar y notificar la contestación a Alternativa Laica en el plazo máximo de tres meses.

El Gobierno, a través del Ministerio de Presidencia ha denegado la petición en los siguientes términos:

"El Gobierno considera que la norma legal reguladora de los actos de toma de posesión de cargos o funciones públicas y el protocolo que rige en el acto de toma de posesión del Presidente y los demás miembros del Gobierno ante el Rey, se adecuan a las previsiones constitucionales y son respetuosos con el sentir plural de los españoles en materia religiosa, por lo que no tiene previsto, en el momento actual, introducir ninguna modificación en el Real Decreto 707/1979, de 5 de abril, por el que se establece la fórmula de Juramento en Cargos y Funciones Públicas”. Dado que dicho Real Decreto nada dice sobre la ornamentación o presencia de elementos simbólicos presentes en la sala del Palacio de la Zarzuela en la que se desarrollan estos actos, Alternativa Laica coincide en que, para atender su petición, no es necesario modificarlo y que por tanto la respuesta del Gobierno, además de incongruente, carece de fundamentación y razonamiento jurídico adecuado, pues no se ha pedido la modificación de ninguna norma.

Sin embargo el viejo protocolo basado en la arraigada costumbre de algunos políticos de pasar por encima del derecho a la igualdad parece imponerse con el beneplácito del Gobierno a ciudadanos y asociaciones cuya libertad religiosa se expresa en orientaciones laicas.

Es más, desde la Asociación Alternativa Laica pedimos precisamente que se cumpla dicho decreto, según el cual, el único requisito imprescindible para que la toma de posesión de los cargos públicos sea válida es que estos acepten el compromiso, bien jurando, bien prometiendo, de ejercer las obligaciones del cargo con lealtad al Rey y de guardar y hacer la guardar la Constitución como norma fundamental del Estado.

La respuesta del Gobierno contrasta, por otra parte, con las políticas aprobadas este fin de semana en el 37º Congreso del PSOE. Nos congratulamos de que se haya reconocido por parte del partido que sustenta al Gobierno la necesidad de hacer desaparecer la confesionalidad que pervive en prácticas de las instituciones públicas y de eliminar los símbolos religiosos de los edificios públicos, y esperamos que las resoluciones adoptadas consigan llegar hasta la Presidencia.

A pesar del intento de eludir el fondo de la cuestión en la respuesta, Alternativa Laica considera que iniciativas como la nuestra, ejerciendo el derecho de petición y poniendo en evidencia una parte importante del sentir ciudadano, son, sin ninguna duda, precursoras de los cambios y avances que más pronto que tarde se acabarán abriendo paso en materia de laicidad del Estado.