Distribuir contenido

El Ayuntamiento de Alcalá veta al obispo homófobo en los actos oficiales

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
17 Mayo 2012

El Pleno del Ayuntamiento aprobó otra moción contra el obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plà, que veta su presencia en los actos oficiales del Ayuntamiento, al considerar que sus opiniones sobre la homosexualidad perjudican a la imagen de la ciudad. El Consistorio también pidió el traslado de Reig Plà, que el pasado Viernes Santo arremetió en su homilía, emitida en directo por La 2 de TVE, contra la homosexualidad y el aborto, llegando a declarar ante las cámaras de televisión: "Piensan desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno". La moción, que presentaron por los socialistas, fue rechazada por el Partido Popular, que controla el Gobierno local, y los ultraderechistas de la formación España 2000.

El País. 17. 5. 12

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares será el primero de la Comunidad de Madrid que reclame el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia Católica. La decisión fue adoptada en el Pleno celebrado el pasado martes con los apoyos del PSOE, Izquierda Unida-Los Verdes, Unión Progreso y Democracia (UPyD) y el Partido Popular. Tras la decisión del Pleno, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en manos del popular Bartolomé González, deberá modificar la normativa municipal para permitir el cobro del IBI a las confesiones religiosas, que podrían decidirse a interponer recursos en los tribunales para evitar abonar la tasa.

La medida tendrá que superar las limitaciones incluidas en el concordato firmado entre España y El Vaticano, así como la Ley de Mecenazgo. Esta normativa impide el cobro del IBI a la Iglesia. Pero los socialistas aseguran que hay limitaciones. Por eso, mientras la Iglesia destaca que los acuerdos vigentes impiden el cobro del IBI a los Ayuntamientos españoles, el PSOE de Alcalá de Henares sostiene que sí se puede cobrar la tasa cuando la propiedad de los religiosos no esté destinada al culto. Los socialistas explican que también es posible cobrar el IBI si los terrenos propiedad de la Iglesia están alquilados a terceras personas, pues se trata de una actividad económica.

El Pleno del Ayuntamiento aprobó otra moción contra el obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plà, que veta su presencia en los actos oficiales del Ayuntamiento, al considerar que sus opiniones sobre la homosexualidad perjudican a la imagen de la ciudad. El Consistorio también pidió el traslado de Reig Plà, que el pasado Viernes Santo arremetió en su homilía, emitida en directo por La 2 de TVE, contra la homosexualidad y el aborto, llegando a declarar ante las cámaras de televisión: "Piensan desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno". La moción, que presentaron por los socialistas, fue rechazada por el Partido Popular, que controla el Gobierno local, y los ultraderechistas de la formación España 2000.

El concejal socialista encargado de defender la moción que reclamará a la Iglesia el pago del IBI en Alcalá de Henares en 2013, Fernando Fernández Lara, explicó ayer que la propuesta socialista incluye la depuración de los padrones municipales para conocer las propiedades de la jerarquía católica. "Ahí se debe especificar los inmuebles que pertenecen a la Iglesia en Alcalá de Henares, para que proceda al cobro del IBI en los Presupuestos de 2013 en los casos que permita la ley". Fernández Lara agradeció el apoyo de todos los grupos de la oposición, que fue necesario para la aprobación de la iniciativa, y justificó la medida por la situación económica actual: "La aportación de la Iglesia es importante y justa, pues tiene más de 100.000 propiedades en nuestro país. Y podría generar unos ingresos para las Administraciones públicas de más de 4.000 millones de euros", dijo el edil del PSM.

Mientras la moción sobre el IBI fue presentada por los socialistas, la referente al veto de la participación del obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plà, fue obra de UPyD. La del martes no era la primera vez que el Consistorio complutense votaba una iniciativa de los partidos contra el prelado. La primera fue presentada hace un mes por Izquierda Unida tras sus declaraciones contra los gais. Pero no contó con el apoyo suficiente para ser aprobada. Pero la persistencia de Reig Plà en avivar la polémica convenció a UPyD a presentar una nueva moción: "Las continuadas declaraciones del obispo, insistiendo en sus planteamientos, ha hecho que la ciudad de Alcalá sea noticia no deseada en los medios nacionales", explicó este partido. Por eso la moción solicita a la Archidiócesis de Madrid, encabezada por el cardenal Antonio María Rouco Varela, el traslado del obispo; y al Ayuntamiento que retire todas las invitaciones protocolarias a los actos oficiales.

Apenas una horas después de conocerse el veto a Reig Plà, el obispado de Alcalá de Henares publicó en su página de Internet una nota de prensa, en la que acusó a UPyD, PSOE e IU de "censurar" diversos aspectos de la doctrina católica "enseñada por monseñor Juan Antonio Reig Plà, en su calidad de obispo complutense". Por eso, en la nota el obispado recuerda "la inviolabilidad" del derecho a la libertad religiosa. "Ninguna institución humana está legitimada para juzgar y, menos aún, impedir que se enseñen los contenidos de la doctrina católica". Además, la nota explica que cuando "el intento de conculcar la libertad religiosa" procede formalmente de una institución política, se produce una "triste e intolerable violación de los derechos humanos, y del principio de separación Iglesia-Estado".

De la violencia de género y a la bandera preconstitucional

El obispo de Alcalá ha hecho otras veces declaraciones polémicas y radicalmente conservadoras y es conocido por sus críticas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al que llegó a acusar de crear una sociedad “enferma”. En 2011 autorizó en la web de su diócesis la publicación de una guía en la que daba pautas a los homosexuales que quisieran “un cambio”. Tienen “esperanza” de “transformar sus vidas”, decía el documento.

O como cuando en 2010 afirmó que los matrimonios católicos "son menos dados a la violencia de género que las parejas de hecho". Un año antes, en 2009, Reig Pla había oficiado la misa anual “por los caídos en Paracuellos” con la bandera preconstitucional a su lado, oscilando en el altar. Un hecho que desencadenó una lluvia de críticas y que le obligó días más tarde a pedir disculpas. En esa ocasión el obispo aseguró que su intención no había sido “ofender a nadie” y que la bandera ya estaba allí cuando inició la misa.

El comunicado trata también de quitar presión sobre la actuación de Reig Plà, asegurando que la diócesis de Alcalá de Henares profesa todos y cada uno de los artículos de la fe y la moral católicas: "También en lo que se refiere a las personas con atracción sexual por el mismo sexo y la acogida pastoral que se les debe desde el amor y la verdad, a la inclinación homosexual propiamente dicha, a los actos homosexuales y a la imputabilidad referida a los mismos", indica el comunicado, que finaliza pidiendo a todos los católicos "orar" por la libertad religiosa, por el obispo Reig Plà, "y por todos aquellos que, sin juzgar su intención, lo persiguen por causa de la justicia".

La asimilación de la homosexualidad y la prostitución no es la primera declaración polémica realizada por el obispo de Alcalá. Reig Plà fue conocido por sus críticas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, al que llegó a acusar de crear una sociedad "enferma". En 2011 autorizó en la web de su diócesis la publicación de una guía en la que daba pautas a los homosexuales que quisieran "un cambio". Tienen "esperanza" de "transformar sus vidas", decía el documento.

En 2010 afirmó que los matrimonios católicos "son menos dados a la violencia de género que las parejas de hecho". Un año antes, en 2009, Reig Plà había oficiado la misa anual "por los caídos en Paracuellos" con la bandera preconstitucional a su lado, oscilando en el altar. Un hecho que le obligó a pedir disculpas. También fue polémico su paso por las diócesis de Segorbe-Castellón y por la de Cartagena

El País.