Distribuir contenido

Alternativa Laica ante las elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo

Versión para impresoraVersión para impresoraEnviar por correo-eEnviar por correo-e
Fecha: 
27 Abril 2007

Nuestra asociación, que defiende el laicismo y, por tanto, el pluralismo ideológico y político como base del Estado de Derecho, considera que ante una cita electoral de la importancia de unas Elecciones Municipales y Autonómicas, las fuerzas políticas que concurren a las mismas deberían comprometerse a desarrollar en su actuación futura en las instituciones aquellas propuestas electorales y aquellas prácticas que, siendo respetuosas con las creencias sociales, garanticen a la vez la autentica separación entre las instituciones surgidas de las urnas y las confesiones religiosas.

La Asociación Alternativa Laica nace en Toledo con la clara intención de intervenir en el debate social con la idea de avanzar hacia una sociedad laica cuyos poderes públicos garanticen la libertad de conciencia de sus individuos, sin que estos puedan ser discriminados por razón de sus creencias o convicciones. Las permanentes injerencias y presiones de los grupos religiosos en la vida pública, muy especialmente la iglesia católica y su jerarquía, obligan cada día más a que se exija la igualdad de trato por parte de los poderes públicos a las distintas creencias, incluidas las no religiosas.

Nuestra asociación, que defiende el laicismo y, por tanto, el pluralismo ideológico y político como base del Estado de Derecho, considera que ante una cita electoral de la importancia de unas Elecciones Municipales y Autonómicas, las fuerzas políticas que concurren a las mismas deberían comprometerse a desarrollar en su actuación futura en las instituciones aquellas propuestas electorales y aquellas prácticas que, siendo respetuosas con las creencias sociales, garanticen a la vez la autentica separación entre las instituciones surgidas de las urnas y las confesiones religiosas y de sus ritos y prácticas, sin alegar un determinado arraigo social para mantener actuaciones confusas.

Por ello planteamos las siguientes propuestas para su eventual estudio y toma en consideración por parte de las fuerzas políticas que concurren a las Elecciones Municipales y Autonómicas en Castilla- La Mancha.

 

  1. Separación real y efectiva de las Instituciones Públicas surgidas de estas elecciones, Ayuntamientos, Parlamento y Gobierno, de aquellos eventos religiosos o celebraciones promovidas por las distintas confesiones religiosas.
  2. Definición de la participación de los cargos públicos en los actos religiosos a título individual, separando sus creencias personales de la institución a la que pertenecen.
  3. Desarrollo de un protocolo de relaciones institucionales con las confesiones religiosas, especialmente con aquellas, que, como la iglesia católica, por su presencia social y jerárquica, disfrutan en la práctica de un estatus privilegiado con las instituciones políticas democráticas.
  4. Eliminación de cualquier sometimiento de las Instituciones y de las Administraciones Públicas a dogmas de fe o a advocaciones religiosas.
  5. Prohibición del uso de símbolos religiosos en todas las dependencias de las instituciones municipales y autonómicas como señal de respeto a las diferentes creencias
  6. La política de ausencia de símbolos deberá ser especialmente rigurosa en la Escuela Pública, cuya esencia científica y no doctrinaria es el emblema de la educación.
  7. Estudio y eliminación, en su caso, de aquellos privilegios en materia impositiva que mantenga la Iglesia Católica en los ámbitos competenciales de Ayuntamientos y Comunidad Autónoma.
  8. Compromiso de eliminación de privilegios en relación a la cesión gratuita o a precio simbólico de terrenos de titularidad pública por parte de los Ayuntamientos a cualquier confesión religiosa.
  9. Desaparición de la vieja práctica de inauguraciones de locales, dependencias, instalaciones etc., de titularidad pública por parte de las jerarquías religiosas.
  10. Compromiso con la defensa de la libertad de expresión y de las distintas manifestaciones de la cultura, oponiéndose a las actuaciones que pretendan censurar las mismas en base a supuestos agravios religiosos.

Como conclusión final Alternativa Laica considera que el avance hacia una sociedad laica basada en la separación del Estado de las confesiones religiosas es un principio inherente a nuestro ordenamiento constitucional y, por tanto, debe desarrollarse en los diferentes ámbitos de la vida pública y de sus instituciones como elemento de imprescindible respeto a los ciudadanos. Por ello, los partidos políticos, como vehículos de representación y opinión, deben comprometerse con ello incorporando unas prácticas cada vez más respetuosas y democráticas con la sociedad actual.